¿Elecciones a la vista? Meneo digital

¿Elecciones a la vista? Meneo digital

Desde hace un tiempo el uso de medios digitales y redes sociales en periodo electoral se potencia de forma notable. Algo lógico, se trata de aumentar la capacidad difusora a través de los canales en los que se puede conectar con los posibles votantes. La diferencia de intensidad entre este uso, respecto de periodos previos, en ocasiones, es muy notable.

De hecho, cuando se llevan a cabo este tipo de acciones, puramente propagandísticas, es cuando nos encontramos en una situación tópica, algo similar al cliché del político con un bebé en brazos.

A nivel teórico, emprender estas acciones, incluso cayendo en los tópicos, funciona. Además, si lo hace la competencia de alguna manera se ven obligados. Pero claro, en la práctica las cosas son muy diferentes. La experiencia y preparación -cuando se carece de ella- puede acabar convirtiéndose en un infierno de repercusión negativa. Como en la imagen que acompaña este artículo, en la que el bebé –con buen criterio– llora ante la proximidad del defensor del mundo libre.

Esto, normalmente repercute en que el candidato abandone esta presencia digital al finalizar la campaña. Básicamente por que él y/o su equipo acaban exhaustos de pasar de 0 a 100 en unos pocos meses.

La presencia y búsqueda de relevancia digital no se debe desplegar solo en periodo electoral. Es bastante arriesgado y puede acabar siendo contraproducente. Por poner un símil, es como si para correr una maratón en las olimpiadas solo te preparas los 3 meses previos a la cita y los cuatro años anteriores solo das paseos cortos. Frecuentemente esto se traduce en falta de conversión de objetivos y, en ocasiones, genera más problemas que beneficios.

Deja un comentario aquí, mejor que en fb

*

Next ArticleMedium, la nueva red que me ha enganchado