Plex, la solución multimedia para casa

Plex, la solución multimedia para casa

Plex es un media server que he probado en varias ocasiones sin terminar de usarlo del todo, pero que al final me ha convencido y he incorporado de forma definitiva. Todo empezó con un regalo de reyes, un disco duro de 2 Tb que decidí conectar de forma fija al PC para todo lo relacionado con películas y series.

Hasta ahora la mecánica era la de copiar los contenidos a un disco duro y llevarlos al portátil o TV para verlos ahí, lo que implica tener que moverlo físicamente, algo que en términos de ocio casero es un tan nimio en su ejecución como increíblemente molesto.

Abro un paréntesis aquí. Cualquier tarea o incomodidad que tengas que hacer en casa se convierte en un handicap tan grande, en cuanto a pereza, que acaba complicando la propia operativa. Es una estupidez lo sé, es más, es una tremenda chorrada. ¿Tanto cuesta levantarse a por un CD o DVD y ponerlo en el lector? ¿De verdad es tan complicado copiar lo que te descargas a un disco duro? La respuesta es contundente: Si. Al menos, siempre y cuando tengamos buenas alternativas en modo vago.

Una conversación entre colegas podría ser algo así:

> Muy bien, pero ¿qué es Plex?

Es un media server todo guapo.

> Si, muy bien, pero ¿qué es eso de un media server?

Un servidor de contenido multimedia.

> Chacho, habla claro.

Es un programa que te permite ver películas y series en tu casa, desde la tele, el portátil, el ordenador o desde la Play Station, sin necesidad de estar copiando a discos duros ni nada, por wifi directamente.

> Ahora nos estamos entendiendo, haber empezado por ahí melón…

Resumiendo, el punto fuerte de un media server es que el contenido que vas a reproducir lo tienes en una sola ubicación y que puedes usar esa ubicación para reproducir contenidos en distintos dispositivos al mismo tiempo. Evidentemente necesitas usar la conexión wifi y disponer de una buena recepción de la misma en cada uno de los dispositivos. El otro punto fuerte es el interfaz de acceso a los contenidos, bastante visual e intuitivo, hay una diferencia importante entre el listado de ficheros de tu disco duro y el media server, en el caso de Plex tiene una pinta así:

Interfaz de Plex

Imagen de la Wikipedia.

Plex en su fase de instalación y configuración es muy sencillo, para lo primero no hay que hacer nada del otro mundo, en el apartado de configuración, que se hace a través del mismo navegador, conectado a una ip local, tenemos unas cuantas opciones. Mi recomendación es la de repasarlas todas e ir modulando cada una de las características a tu gusto.

Plex soluciona de forma automática y con bastante acierto el engorroso tema del etiquetado de los contenidos. Básicamente se conecta a diferentes bases de datos y se baja carátulas, sinopsis y valoraciones de las películas y series. Para que funcione correctamente, lo único que se debe tener en cuenta que los nombres de los archivos estén bien definidos, por ejemplo es mejor poner algo como “Jessica Jones 1×01” que “JJs01e01”, porque a veces se puede liar. En caso de que se confunda puede darte unas descripciones diferentes y si no encuentra la información no la muestra en la biblioteca. Así que por lo menos hay que poner los nombres de los archivos en condiciones. También hace pijadas como ponerte un background con imágenes de la película o serie, así como poner la banda sonora como música de fondo en la selección de capítulos. Otro punto bueno, es que si interrumpes una reproducción, a la hora de volver te da la opción de continuar por donde ibas.

Hay que crear bibliotecas para cada una de los contenidos que quieras, por ejemplo una biblioteca para películas, otra para series, incluso cuenta con opciones específicas para fotografías, vídeos caseros y música. Algo que está genial, incluso para las fotos familiares.

Cuentas con distintos sistemas de ordenación de contenido, por popularidad, contenido recientemente añadido, lo que estás viendo en progreso (lo que tienes a la mitad), por fecha de lanzamiento, resolución, duración, etc.. Y claro, un buscador que te permite ir directamente a lo que quieres ver, sin tener que volverte loco buscando.

He probado con distintos formatos de vídeo, incluyendo mkv y todos van bien. En algún fichero concreto se ha producido un reinicio a lo bestia en la Televisión, he mirado en foros y parece que hay algún bug que otro, pero nada que no se pueda arreglar convirtiendo el fichero a otro formato similar.

Pensé que eso de tener los contenidos alojados en un disco duro externo podría dar problemas en el streaming, pero no, va bien. Es usb 3.0, así que el media server lo gestiona bien, y la visualización en el cliente es perfecta, sin notar diferencias de calidad. He probado con ficheros tochos de 14 Gb a 1080p, y va como la seda, incluso con otras reproducciones en diferentes clientes al mismo tiempo.

Respecto del tema de la privacidad, cada cliente debe introducir un código generado específicamente para él, que facilita el media server, y siempre tienes un listado de los clientes conectados al servidor desde la configuración, pudiendo revocar el acceso en cualquier momento. Además, va todo cifrado por defecto.

Puedes instalar apps, lo llaman canales, con los que puedes ver contenido directamente, está orientado sobre todo al mercado anglosajón.

Hay más opciones, pero estas son las que estoy probando hasta el momento, suficiente para decidirme a usarlo como centro multimedia casero. Dispone de una versión de pago, Plexpass que ofrece acceso a más servicios y app de pago para smartphone que da la opción de usarlo como cliente.

Deja un comentario aquí, mejor que en fb

*

Next ArticleiBoardbot, el robot que escribe en la pizarra