Alineando todo para poner el foco

Cada uno tiene sus formas y manías. Hay quien necesita alienar todos los elementos subjetivos pero necesarios que defina, para crear un escenario en el que poder poner el foco y avanzar con las tareas complejas o creativas.

Por poner una analogía visual, es el despeje que consigues en el tetris cuando al alinear distintos bloques y piezas consigues que se liberen los elementos, desapareciendo. Pues algo por el estilo.

El caso es que en ocasiones acabas invirtiendo más tiempo en colocar todo en su sitio para poder crear las condiciones, que el tiempo real en el que estás con el foco puesto hasta encontrar la solución.

Me refiero a esas tareas complicadas, en las que la incertidumbre es muy alta. No sabes cómo resolver el problema, ni cómo acometer la tarea, o que tienes que crear algo llamativo pero sin saber muy bien cómo.

Para quienes se colocan pocas veces en esa situación es diferente. Pero para quienes es algo frecuente, se hace necesario tirar de algún tipo de estrategia, aunque también podrían ser calificadas como manías o tics.

Una vez sabes cómo funcionas y qué es lo que necesitas, aún siendo consciente de que toda esta liturgia seguramente se cumple por auto generación, ya solo queda aplicarla para llegar a la concentración necesaria y que surja, más o menos, la magia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.