Conozco a alguien que sabe mucho de eso

La frase del título es la antesala a la madre de todas las tempestades. Parece que es evidente, pero no, hay que recordarlo. Un profesional no tiene nada que ver, ni de lejos, con alguien que sabe mucho sobre eso.

Por poner un ejemplo muy básico. Saber dar toques con un balón no tiene ni un punto de acercamiento con un jugador profesional. Gente que sabe, que tiene cierta habilidad y que se defiende haciendo alguna cosa o hablando sobre lo que sea, hay mucha.

Pero un profesional es alguien que se gana la vida ejerciendo esa profesión. Podrá ser mejor o peor, pero es capaz de manejarse a lo largo del tiempo desempeñando esa profesión. El tramo que va de una cosa a la otra es abismal.

Por eso, cuando se intenta involucrar a aficionados en proyectos profesionales la cosa acaba malamente. Algo que se tiene muy claro en casi todos los sectores, en el digital se confunde muchísimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.