Cuando el contenido tiene esteroides

Hay una realidad tan tozuda como inequívoca, cuando el contenido digital tiene esteroides, todo lo comunicativo, facilitadores o entorpecedores, se convierte en irrelevante. Porque el mismo derribará barreras y correrá como la pólvora.

Incluso en proyectos con una planificación anti seo, cometiendo pecados capitales en todo su esplendor, tendrá una relevancia enorme para los usuarios y de forma consecuente para los buscadores.

Uno de los mayores tractores son los precios, pero no el único. Si la diferencia es notable en algún asunto capital, el éxito lo será, al margen de lo que se le ponga por delante. Incluso utilizando herramientas obsoletas.

Cuando en este tipo de escenarios entra el boca a boca, actúa como un gran tractor. Relevando al entorno digital, a un mero espejo que sigue la estela de la repercusión que está impactando en los usuarios, aunque se suponga que no debe ser así.