El escalón en competencias digitales

Aunque ahora puede resultar chocante, en los años posteriores al principio de Internet, habían personas que le encargaban a sus empleados que enviaran correos electrónicos en su nombre.

No era un tema de comodidad, ni siquiera de confianza. Se trataba del típico escalón que se encuentran algunos usuarios. Algo inesperado para los que no están preparados y que de entrada siempre rechazan.

Ahora resulta impensable que alguien te escriba los correos electrónicos. Ahora sí se ve claro que se trata de un caso de analfabetismo similar al que podías encontrar a principios del siglo pasado, en el que había gente que escribía cartas físicas a otros porque no sabían escribir.

Esa clase de analfabetismo digital que ahora se ve superado, se ve comprometido cada vez que irrumpe algo nuevo e inesperado, o solamente inesperado. Ahora este escalón lo protagonizan varias tecnologías, quizás la de las videoconferencias es la más presente.

Montar una videoconferencia en las distintas plataformas disponibles: Google Meet, Microsoft Teams, Zoom, Jitsi, etc… Es algo sencillo y básico, pero que por inesperado, se le hace bola a muchos, que directamente lo rechazan.

Hay que subir ese escalón.