El flipe motivacional que rompe la productividad de las startups

Siempre me choca que se utilice el flipe como elemento motivacional para las empresas que inician su andadura como startups. Entendiendo flipe como todo ese mantra sobre dedicarse al 100% en la idea y el negocio.

Los lemas parecen sacados todos de tazas de Mr. Wonderful. Con cosas tan estúpidas como dañinas, si se aplican al pie de la letra: ‘Si lo intentas con todas tus fuerzas lo conseguirás‘, ‘Todo el tiempo debes estar pensando en tu proyecto, incluso cuando estés en otras cosas‘, ‘Si puedes soñarlo, puedes hacerlo‘ o ‘Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida‘.

Estas frases infantiles tienen un objetivo, intentar motivar. Ya está. No tienen más recorrido, son solo frases. Si estás en un evento de emprendedores y te encuentras a alguien dando una charla en esos términos, pregúntate porqué no está emprendiendo. Además esconden una trampa en su lógica simplista, si no tienes éxito es porque no lo has intentando lo suficiente.

Lo más peligroso es lo relacionado con la forma de acometer los proyectos que venden. Esas ideas sobre dedicarse en cuerpo y alma al proyecto chocan con todo lo que se recomienda desde la productividad. Hay que dedicarle la misma importancia a los esfuerzos como a los descansos, a mantener el foco como a salirse de él. Poner límites está más que demostrado, que aumenta la productividad.

Luego están las frases relacionadas con aceptar el fracaso, cosas como ‘Fracasa primero para luego tener éxito‘, ‘Sueña en grande y atrévete a fallar‘, ‘He fallado una y otra vez y es por ello que he tenido éxito‘. Y esas frases están bien, salvo si el fracaso te lleva por delante o eres alguien así:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *