El inexistente equilibrio entre soluciones empaquetadas y personalizadas

La cuestión que ocupa esta entrada, se da en casi todos los palos de la marketing digital, pero en lo que tiene que ver con los proyectos web es todo un clásico, que se repite de forma machacona, desde hace años.

Se podría decir que nace de la contradicción entre elegir soluciones paquetizadas, como gestores de contenidos con sus correspondientes plantillas y encargar una web totalmente personalizada.

Pero la verdad es que no se trata tanto de una contradicción sino como de la búsqueda de un equilibrio entre los dos caminos, el caro y el barato. Claro, lo que se busca es el precio de la solución barata con la capacidad de la personalizada.

Como en tantos otros asuntos, el hecho de que estemos en un entorno digital, parece cegar la vista de quien se decide a recorrer este camino por primera vez. Cuando hay todo tipo de ejemplos similares en el mundo real que sí entienden.

Así que al menos para que conste me animo a poner un ejemplo del traje, que puede servir de ayuda en el azaroso proceso de las explicaciones, cuando se busca el citado equilibrio:

Las piezas que forman un traje hecho de forma masiva, se realizan en distintas tallas estándar, intentando que le sirvan a la mayor cantidad de gente. Aunque con la seguridad de que no será óptimo para el 100% de las personas. La adaptación al traje puede ser más o menos exitosa. El precio normalmente es asequible, los tiempos muy cortos.

Mientras que un traje a medida se va a adaptar de forma total a tu figura, con la capacidad de elegir y modificar los elementos que desees, para resaltar u ocultar lo que decidas. El precio será seguramente muy alto y los tiempos más largos.

Todo super obvio. Pero por alguna razón es casi imposible de transmitir en un desarrollo web. Esta búsqueda de equilibrio no hace más que consumir tiempo, porque básicamente no existe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.