El resumen musical del año de Spotify

Se ha convertido en un ítem vital como cualquier otro. Spotify, con su resumen musical del año, pone la primera piedra de una serie de recopilaciones que nos serán mostradas a través de distintos medios.

Pero ninguna como ésta. Lanzada a principio de diciembre, pega primero y lo hace mejor que nadie. Provocando que todo quisqui comparta partes de su storytelling personalizado. En un ejercicio de marketing orgánico glorioso.

Al margen de esto, la utilidad para el usuario casi supera lo anecdótico: Has escuchado 53.240 minutos de contenido en Spotify dice el correo-e que he recibido este año. Que parece mucho, pero otros años ha sido más.

Y tal como está planteado, con un toquito de gamificación, además te facilita la compartición de tus ‘logros’. Da igual si se siente orgullo o vergüenza, como es mi caso. El cosa es que mola.

Lo cual es muy llamativo. Al fin y al cabo, se está haciendo un tipo de alarde que pone de manifiesto la minería de tus datos en la plataforma. Lo que en otros sitios o mal llevado podría hacer consciente al usuario de la invasión de su privacidad.

Pero esto aquí no ocurre, básicamente porque se percibe como algo divertido.