El valor de la disponibilidad

A la hora de realizar valoraciones previas o incluso posteriores, la disponibilidad es algo que no se tiene en cuenta, o más bien se relativiza. Si es alta o permanente, se entiende que se debe a una normalidad exenta de épica, en lo que a extraordinario se refiere.

Contar con un servicio que siempre esté ahí tiene un valor enorme. Todavía en un peldaño más alto se encuentran las empresas que aún no estando cien por cien disponibles, siempre lo están cuando más se necesitan, cuando hay un problema o una urgencia.

Saber que en caso crítico el servicio va a responder y no te va a dejar colgado es fundamental. Algo que trasciende a la competencia por precios o determinadas simpatías mal entendidas. Al fin y al cabo, las personas son las que están detrás, y la relación de confianza para según qué cosas es fundamental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.