Entrando en el plazo medio

Hasta ahora, el planteamiento en relación con la afectación de la pandemia era cortoplacista. No me refiero a las organizaciones, sino más bien entre las personas. Tanto es así, que nos tomamos vacaciones como si ya se hubiera terminado el tema.

Ahora, de forma oficial, ya sabemos que estamos entrando en una nueva dinámica a medio plazo. Lo de victimizar el 2020 va a haber que darle una vuelta, en tanto en cuanto durante el próximo año seguiremos con esta inercia.

Vamos asumiendo de forma paulatina que no se trata de un evento corto, sino que en principio durará como mínimo un año, lo que nos lleva a pensar que lo más probable es que nos ocupe, de forma intensa, durante un periodo todavía mayor.

Y lo más lógico es pensar, que se seguirá incorporando a nuestra rutina vital, con menor incidencia durante años. Aunque sobre esto lo único que sabemos es que no tenemos certezas.

Dejando a un lado las consideras médicas y económicas, que bastante se habla sobre eso. El cambio social que ya está empezando a producirse será enorme. Cambiando nuestros hábitos en infinidad de facetas. Y no sabemos cómo acabaremos siendo más allá de este periodo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.