Estrellas desde el Teide

Feliz año nuevo

Hace tiempo que el primer día de septiembre se convierte en el primer día del año, entendido como inicio de la temporada.

Así que aprovecho para rescatar la idea de tener un blog personal, un sitio en el que hablar de las cosas que me interesan, sobre todo un espacio donde recuperar cierto grado de libertad, algo que cada vez es más complicado en diferentes ámbitos, incluso en los digitales.

Tengo claro que los blogs dejaron de ser un espacio de conversación hace años, eso se supone que está en las redes sociales, pero oye, las redes no hay por donde cogerlas. Es una pena, porque antes en los comentarios de los blogs se podía encontrar oro, tanto en conocimiento como descubriendo personas.

En cualquier caso, practicar el ejercicio de escribir en el blog, aunque sean chorradas, es una buena idea.