Haciendo push sin sustancia

Hay quien no sabe gestionar las carencias y en proyectos colaborativos tienen la inercia de la presión para conseguir los objetivos, aunque falten elementos imprescindibles que deben facilitar ellos mismos.

Esto de hacer push sin sustancia, es tan contradictorio como confuso para quien recibe la presión. Pero no por evidente se deja de practicar. Algo que en realidad esconde un mensaje claro e inequívoco.

Se trata de un mensaje de traslación, que mueve unas culpas inventadas de quien no entra a quien no puede progresar. El objetivo es dar salida a la ansiedad de quien empuja y el resultado es inútil y porculizante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.