Hey Google, pon Paris de Supertramp

En 1980 Supertramp publicó Paris. Su primer disco en directo, el cual contenía canciones grabadas en el Pavillon de París a finales de 1979. Este doble álbum, que recopilaba sus mejores composiciones, se convirtió en todo un éxito dado al gran directo que tenía la banda británica, que incluso mejoraba sus temas de estudio.

En algún momento de los siguientes años, apareció un casete del primero de los vinilos en mi casa. Mucha de la música que se escuchaba entonces te llegaba así. Un amigo que tenía el vinilo te lo grababa. Recuerdo tener el vinilo de ‘Un noche en la Ópera‘ de Queen, pero este, que me gustaba incluso más, no.

A finales de los 80 compraba la música, que no llegaba a las islas, a través de Discoplay y su BID. El CD doble del concierto de Paris, costaba 3.574 pesetas. Era una publicación mensual con un catálogo de discos, pedías el que querías y te lo traían por correo postal. Esto que ahora parece super arcaico fue un gran adelanto, porque te permitía acceder a música que está totalmente fuera de tu alcance.

En aquella época la música que compraba la escuchaba mucho. Tanto por falta de alternativas como por amortizar los precios, estamos hablando de 21 € de la economía del año 1989.

Cada disco que se compraba te lo tenías que pensar mucho, y más uno doble como este, que su precio normalmente se duplicaba.

Después de ese periodo siempre que acudo a este disco lo hago por nostalgia o por melancolía. Dos razones tan tremendamente aburridas como inevitables. Hoy me dio el punto, porque estaba pensando en los directos tan malos que hay ahora, en contraste con lo buenas que son las versiones auto-producidas de los nuevos talentos, justo lo contrario de lo que le pasaba a Supertramp.

Así que casi sin pensar dije en voz alta ‘Hey Google, pon Paris de Supertramp‘ y aquí estoy, oyendo el disco que seguramente más he escuchado a lo largo de mi vida, ahora a través de un altavoz inteligente.