La aleatoriedad asociada a las primeras impresiones

Si hay algo que está más que demostrado es que el factor suerte es uno de los ingredientes de la receta del éxito.

Entendido como la consecución de los objetivos marcados o al menos los necesarios.

Muchas decisiones se toman en función de la percepción que se tienen en la primera impresión.

Un mismo relato es entendido como positivo o negativo en función de la connotación que se le aplica, a menudo basada en la primera percepción.

Que eso coincida con las decisiones correctas o más favorables es muy complicado. Se da pero muy de vez en cuando.

Por eso es tan importante contar con integrantes que sean polivalentes, y capaces de adaptarse a decisiones perjudiciales para revertir la dinámica.

Contar con personas así o no, son el símil más parecido a tener suerte o no.