La ayuda necesaria que uno no pide

Hay personas, entre las que me incluyo, que tienen muy interiorizado el no pedir ayuda, sea la situación que sea. No sé si es educacional o innato, pero el resultado es ciertamente estúpido. No es que no se pueda hacer nada solo, es que ni siquiera se llega a ningún sitio.

Esto, que es bastante evidente, a uno se le tiene que ocurrir, hay que tomar la decisión y luego de eso, rebatir las justificaciones que se autoimpone para acabar no haciéndolo.

Imagina el estereotipo cómico de la persona que nunca pide ayuda cuando está en una ciudad ajena, no sabe cómo llegar pero sin embargo ni se le ocurre preguntar a nadie, y ahora aplícalo a todo.

Pues eso, escribo esto más que nada para que me sirva de recordatorio.