La disonancia entre las formas a través de Whatsapp y en vivo

Hay personas que se comunican de una forma en Whatsapp y de otra, totalmente diferente, cara a cara. Esta disonancia normalmente mejora al interlocutor en la peor forma de comunicación. Aunque hay de todo.

Que la comunicación se haga a través de un intermediario digital, más allá de la asincronía, permite sustituir todo lo relacionado con el tono y el lenguaje textual, a base de emojis.

Restando así, muchísima información a las conversaciones, siendo más cómodo para quienes quieren hipocritar sus mensajes. Como en todo, incluso la más mínima interacción también es interpretable a través del intermediario, pero al ser potencialmente más equívocas, también son más justificables.

De esta manera, el esfuerzo de enmascaramiento que ejercen estas personas en sus conversaciones diarias, se ve mitigado a través de la mensajería. En las que casi de forma orgánica se tiende a una infantilización de las conversaciones a golpe de emoji.

Por eso, en ocasiones, uno acaba con la sensación de que acabamos comunicándonos como powerflowers. Es como si se estableciera un tono comunicativo desde el que no se permitiera salir. Que es seguido por el resto de intervinientes, sin que parezca que se pueda romper.

Este tono es establecido y fomentado, con muchas probabilidades, por quienes más enmascaran. Por muy contradictorio que esto sea con la forma en que se comunican cara a cara, frecuentemente más reservados y serios, algo que es más atribuible a su querencia por no exponerse que a su timidez.

La intensidad en la cantidad de mensajes inútiles es otra característica interesante, así como las conversaciones paralelas referidas a mensajes grupales. Pero eso es otra historia.

Al final, siempre es lo mismo. La comunicación entre personas a través de sistemas de mensajería, son una solución magnífica para cuando no se pueden realizar conversaciones cara a cara. Pero siguen siendo una mala versión de las conversaciones.

Preferir o desenvolverse mejor en las conversaciones por mensajería que en las reales, puede tener muchas explicaciones. Una de ellas es que le facilita mucho la vida a las personas falsas.