La flexibilidad en la inversión publicitaria que se decide ignorar

Una de las ventajas más importantes que tiene la publicidad digital, es la de la flexibilidad a la hora de gestionar la inversión publicitaria. Pero por alguna razón, se decide ignorar el uso de esta característica.

En casi todas las plataformas publicitarias digitales hay una gran autonomía para reducir, ampliar o pausar la inversión publicitaria, con una latencia realmente corta y, en cualquier caso, mi próxima al tiempo real.

En realidad si que son en tiempo real, lo que tarda un poco en actualizarse son los datos de seguimiento estadístico, que tardan un poco (minutos) en actualizarse. Así que si se pausa una campaña, se amplia o se reduce, los cambios tienen lugar casi de inmediato.

Sabiendo gestionar la inversión se pueden hacer cosas interesantes como por ejemplo el balanceo entre lo que no funciona y lo que si, para tener más recorrido; o justo lo contrario, potenciando lo que va mal en detrimento de lo que va bien para una mayor cobertura; para detectar tendencias de interés entre usuarios, y un largo etc…

Se siga la estrategia que se siga, es una forma de huir ‘en caliente’ de los esquemas rígidos. Permitiendo en la mayoría de las ocasiones maximizar y hacer más eficientes las campañas.

Y sí, en ocasiones la inversión no se consume, y esto no es necesariamente negativo, puede ser tanto un signo de eficiencia en la segmentación como de exageración en la misma. El análisis que se haga de ello, sobre todo, en cuanto a la consecución de objetivos lo dirá.