La fortaleza de reconocer las debilidades

En cualquier ámbito en general pasa lo mismo, pero en el mundo digital, reconocer debilidades parece un pecado mortal. Lo que en sí mismo es una gran contradicción. Estamos hablando de un entorno tremendamente cambiante, que hace imposible ser fuerte en todo.

En lo relacionado con la formación y la experiencia, todavía es algo que se hace más notorio. Lo que sabes porque has aprendido a través de formaciones o mediante la experiencia es tremendamente volátil.

Lo que era bueno ayer hoy no lo es y al revés. Esto es así, tiene su parte negativa y positiva. Pero es algo innegable. Lo que no se puede pretender son las certezas absolutas. Algo que sirve de forma eficiente como detector de vendehumos.

A más certezas más peligro.