La mínima autonomía informática

Las áreas profesionales que utilizan dispositivos informáticos como primera herramienta con la que desplegar su actividad lo cubre casi todo. Si a esto le sumamos la utilización a nivel personal, casi nadie está fuera del alcance de su uso.

Pero lejos de aumentar los conocimientos de uso básico, parece que hay un retroceso cada vez mayor en su control a nivel usuario. También es verdad que los sistemas son más complejos, pero su facilidad de uso a mejorado mucho, con lo cual una cosa por la otra.

El caso es que el apoyo en personal informático, para cuestiones que son de uso básico cada vez es mayor. Olvidando o dejando de entender cuestiones realmente primarias. El recurso fácil es llamar a alguien que arregle algo que seguramente tiene que ver más con problemas del usuario que otra cosa.

Entendiendo como fallos informáticos o problemas con el ordenador, cuestiones cuyo origen está en cuestiones muy, muy básicas. Casos de usuarios que se quejaban de que no funcionaban ordenadores que estaban apagados, son un ejemplo claro de esto.

Quizás haya que volver a la pedagogía del uso básico de los mismos, o directamente no abandonarla y mantenerla en el futuro. Por que a nivel de conceptualización de determinados aspectos, es verdad que se nota una incultura enorme.