Las features ganan a la seguridad

Sobre todo si son únicas. Siempre he pensado que la archienemiga de la seguridad era la comodidad. Y esto es cierto cuando va montada sobre la inercia: el cambio supone un esfuerzo, así que mejor mantenerse inseguro, pero al fin y al cabo mantenerse.

Pero en entornos donde la inercia no existe, las características únicas son las antagonistas de la seguridad. Al final, por un lado o por el otro, la seguridad siempre sale mal parada, en esto no hay remedio.

Incluso cuando se produce una gran repercusión sobre fallos de seguridad en medios generalistas no especializados, la afectación es muy pequeña. Si loquesea tiene esa facultad única que produce un efecto wov, no hay ningún problema.

Se racionaliza pidiendo que se solucionen los problemas, o asumiendo un –hay que tener cuidado– en forma de brindis al sol, incluso se puede minimizar el tema a base de –ya será menos– o –no será para tanto-. Lo que nunca se hace es buscar una alternativa segura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.