Los derrapes en productividad

Normalmente uno busca ser lo más productivo posible, pero es complicado porque hay una fina línea invisible, que tras pasarla se empieza a derrapar y de ahí a tener un accidente solo va un paso.

Hay gente que se mueve bien derrapando y controla ese margen tan difícil de ver, siendo capaz de recuperarse sin perder el control.

Luego estamos los que no sabemos derrapar, que en cuanto empezamos acabamos descarrilando de una manera brutal. Por mucho que sepas la teoría sobre los estragos que causan determinados excesos, cuando te ves en la situación, sobre todo después de que te haya salido bien, acabas derrapando muy mal.

Pue eso, llevo derrapando dos semanas, por un exceso anterior de dos semanas. Por querer hacer las cosas rápido y en solo 15 días, me he pegado un mes totalmente empanado.