Los lunes sin energía

Los lunes tienen tanta mala fama como merecimiento. Sobre todo cuando los fines de semana cumplen su función de desconexión. Ese volver a conectar cuesta un poco, aunque sea percibido como terrible.

Ese bajón de energía es algo que tiene un impacto en el consumo de contenidos digitales, siendo en muchos casos el día con menos audiencia potencial. Así como en el que menos decisiones se toman, entendiendo decisión como acción conducente a la compra.

Suelen ser días con acumulación de tareas, por lo que el acceso a otros contenidos en horarios de trabajo también baja notablemente. Se nota cierto repunte por la tarde noche, pero sigue siendo el peor día.

En lo que tiene que ver con las interacciones también caen, incluso porcentualmente respecto de sus respectivos alcances. Ya que no se quiere tomar decisiones. Incluso los temas que resultan interesantes se postergarán a días con más ánimo.

Evidentemente esto es una media basada más en percepciones que en datos concretos, por lo que puede ser perfectamente errónea. A saber. Esto lo estoy escribiendo un lunes especialmente flojo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.