Los rincones instagrameables de Tenerife que no conocemos los de aquí

Ya hace rato que se puso de moda el turismo basado en localizaciones perdidas instagrameables. No solo en esta red social, en el resto también, incluida Youtube. Pero quizás es la que mejor capte la esencia de este tema.

Por cuestiones laterales realizo búsquedas de contenidos relacionados con mi isla, y de un tiempo a esta parte, no paro de encontrar tanto fotos como vídeos de rincones que no he visto en mi vida, que no identifico por ningún sitio y de los que casi no he oído hablar.

Y todo porque se ha creado un circuito de sitios que no invitan a su visita, para por ejemplo ‘pasar el día’. Ya que cuesta un esfuerzo enorme acceder y no se puede hacer gran cosa, salvo sacar una foto para las redes.

Algunos de ellos con un considerable riesgo personal para quien se decidió a visitarlo, como respuesta a una imagen que vieron de otro anterior. Pero parece que esto da igual. Lo importante es estar ahí también y dar esa sensación de felicidad tan retorcidamente entendida en la actualidad.

Como todo lo anterior no es suficiente. El retoque y colorización de los sitios es tan extrema que produce un efecto de contraste terrible con la realidad física de quienes están ahí.

Esa idealización social de todo, acaba creando un agotamiento que no hace más que separar a quienes caen en sus redes, de una realidad que no necesita de exageraciones, porque no debería estar compitiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.