Medio mes sin escribir por aquí

A lo tonto a lo tonto, me he desconectado y he dejado de publicar por aquí. Podría decirse que es un reflejo de la relajación veraniega, y aunque tiene cierta relación, no lo es de forma directa. Es más un efecto colateral que otra cosa.

Esto lo estoy escribiendo en septiembre y tengo la duda de si rellenar los huecos que dejé en agosto. Es un dilema tan estúpido como autoereferente, pero me hace gracias eso de mantener el ritmo de publicación diario.

Aunque no sea real. Así que mientras me decido seguiré escribiendo a ver si cubro o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.