No tengo megas

Una de las frases más repetidas por los jóvenes y no tan jóvenes es ‘No tengo megas‘ o ‘Me quedé sin megas‘. Algo que es totalmente independiente del paquete que se tenga contratado. Ya sea 6, 8, o incluso 18 el número de Mb que tenga en el plan de datos, siempre se acaban.

Y esto tiene más que ver con el uso que se le da al móvil, en contraposición con la política de datos móviles con la que convivimos. El uso real es el mismo que daríamos si tuviéramos un plan ilimitado a alta velocidad.

Pero la realidad contradice este tipo de uso, con planes limitados, incluso aunque en los anuncios se proyecte justo la idea contraria, en la que normalmente se ve gente conectada en el metro mientras ve su serie favorita, o algo similar.

Con la implantación del 5G y ahora que algunos operadores han entrado en el terreno de los contenidos audiovisuales, quizás sería buen momento para plantearse tarifas ilimitadas reales con alta velocidad, para los planes de datos móviles, permitiendo que el ecosistema crezca y que grandes bolsas de usuarios no se pasen casi 15 días al mes con conexión extralenta.