Redes sociales: lo que podía haber sido pero ya no

Hace rato que las redes sociales no impactan a nivel comercial. Al menos no de la manera que se podría imaginar mientras crecía su importancia, y desde luego no en función con la inversión que necesita.

El marketing orgánico en redes sociales se ha convertido en un elefante en una cristalería. Necesitan de mucho esfuerzo y su impacto cada vez es más plano. No es rentable pero se mantiene por competencia, porque hay que estar ahí.

En cualquiera de los escenarios, ahora que estamos en una realidad mucho más digitalizada, su impacto ha bajado. Se llegó a un pico que era insuficiente en un momento dado -pero prometía mucho- y ahora estamos en pleno descenso.

Así que en todo caso no va a ir a mejor. Esto ya se empieza a notar también en las acciones publicitarias sobre las redes sociales. Por lo que es probable que la situación retorne a un punto pasado, no es la primera vez que ocurre.

Es lógico, por otra parte, que el cansancio de los usuarios se acabara reflejando en estos dos planos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.