Usar internet como antes

El día a día, la rutina y el trabajo mata cualquier tipo de aproximación a internet como uno lo hacía antes, con curiosidad. Los que vivimos los inicios nos volvimos locos cuando todo empezó. Era un nuevo mundo donde jugar y aprender.

No era extraño descubrir algo y sumergirte durante días o semanas. En modo obsesivo, con jornadas muy largas que terminaban porque el sueño te vencía. La verdad es que era muy divertido. Aprendiendo, descubriendo de todo, probando cosas, compartiendo con los demás.

Muchos acabamos dedicándonos de una u otra manera a cuestiones relacionadas, por lo que un fantástico entretenimiento se convirtió en un trabajo. Y al contrario de lo que se dice, eso en realidad mata la diversión.

La combinación de estar descansado con ganas de seguir delante de una pantalla, llega un momento que deja de aparecer. Y te puedes pasar meses sin que ocurra. De hecho, se empieza a correlacionar descanso con desconexión.

Solo en momentos concretos de las vacaciones, cuando llevas unos cuantos días, te puedes aproximar de forma sigilosa a un terminal, estando y habiendo descansado para investigar y explorar, cuestiones para las que habitualmente no tienes tiempo.

Es cuando puedes volver a usar internet como lo hacías antes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.